Cómo hacer que tus vídeos y fotos tengan estilo cinematográfico

Es fácil darse cuenta que recientemente una gran cantidad de fotógrafos y youtubers están produciendo imágenes que tienen un fuerte estilo cinematográfico.

Estas imágenes tienen un gran impacto en el espectador y esto se traduce en un por ejemplo un mayor éxito en las redes sociales.

Lo interesante de este estilo es que se puede aplicar a cualquier imagen, desde un retrato de calle hasta una fotografía apaisada, desde cortos a vídeos personales para youtube.

El contenido es mucho menos importante que la forma en que se procesa o “trata” la imagen (corrección de color y graduación, al igual que el material filmado se procesa antes de que lo veamos en los cines).

Que vamos a ver en este artículo:

  • Primero analizaremos los conceptos generales que harán que nuestras imágenes o vídeos tengan ese ambiente mágico del cine.
  • Después pasaremos a ver consejos específicos para filmmakers. Para conseguir vídeos con un estilo muy profesional y cinematográfico.
  • Por último veremos cómo conseguir que nuestras fotografías tengan este mismo look.

Equipo para conseguir imágenes cinematográficas y vídeos con la magia del cine.

En primer lugar, deberías considerar el equipo que vas a utilizar.

Para obtener los magnífico bokeh (desenfoque) que son tan característicos del cine, vamos a empezar por descartar los gran angular y objetivos con distancias focales normales. En su lugar necesitaremos lentes con capaces de trabajar con grandes aperturas.

La forma en que los cinematógrafos consiguen tanta compresión es usando lentes de teleobjetivo, por lo que necesitará al menos un objetivo de 85 mm. La ventaja de estos objetivos además es que no deforma la imagen como ocurre cuando trabajamos con otros tamaños.

Idealmente, también deberías contar con una apertura de diafragma grande (por encima de f2).

Después, tendremos que considerar el tamaño de nuestro sensor.

Muchas películas se han hecho en cámaras con sensores Micro Four Thirds, así que siempre y cuando el sensor sea al menos de ese tamaño no debería tener demasiado problema. Los sensores APS-C y Full frame también se utilizan bastante en estos días.

Si la película se ha rodado en cine, lo más probable es que se esté rodando con el equivalente de formato medio, pero en el mundo del cine.

Si está planeando hacer todo esto en la cámara (lo cual es muy posible) le sugerimos que cambie la relación de aspecto de su cámara a 16:9. o en su defecto que tenga en cuenta que a la hora de editar tendrá que recortar la imagen en estas proporciones.

Muchas cámaras están configuradas a 3:2 o 4:3 por naturaleza, pero la relación 16:9 es la proporción del cine en pantalla ancha.

Después de obtener la proporción, usted querrá asegurarse de que su apertura no sea demasiado cerrada. Recomendamos no disparar por debajo de f5.6, pero lo ideal es que usted quiera estar en valores superiores a f2.

Y esto no hace falta decirlo, pero obviamente también tendrá que disparar en sentido horizontal. El vídeo vertical está absolutamente prohibido aquí.

En resumen:

  • Lo ideal es utilizar objetivos de 85mm.
  • Aperturas grandes de menos de f5.6. Idealmente que puedan abrirse hasta f2 o más.
  • Sensores Micro Cuatro Tercios, full frame o APS-C .
  • Configuración de disparo 16:9 (se puede conseguir editando en post-producción).

Cómo conseguir vídeos con aspecto cinematográfico

Sin duda alguna estos vídeos tienen ahora mismo un gran éxito entre los nuevos creadores de contenidos y los que están hechos con este estilo cinematográfico son seguramente unos de los que más éxito tienen actualmente en las redes.

En youtube podrás encontrar varios canales con filmmakers (o cineastas) independientes, aunque la mayoría de estos creadores explican sus técnicas en inglés.

Como consejos más importantes para que tus vídeos tengan un aspecto de cine podemos comentar los siguientes:

1 – Profundidad de campo corta o reducida:

Es el término que se utiliza en fotografía para determinar el margen de distancia donde los elementos de una imagen queden enfocados o nítidos por lo tanto a más profundidad de campo más elementos enfocados se muestra en la imagen y viceversa.

Si lo aplicamos al cine se utiliza mucho profundidad de campo para planos amplios que dan contexto a la acción e imagen y muy poca profundidad de campo en planos cortos para focalizar la atención del espectador en un solo elemento.

3 – Colorimetría, corrección de color y etalonaje

Seguramente este es uno de los aspecto más importante a la hora de conseguir un resultado cinematográfico.

Generalmente tendemos a pensar que las fotografías (y lo vídeos) deben representar una escena del modo más realista posible.

Es decir, del modo más fiel a la realidad que nosotros vemos.

Pero resulta que la realidad como dirían los físicos es relativa y se la puede dar varias interpretaciones.

Las cámaras de vídeo nos dejan una gran margen para jugar con la luz y colores con los que destacar los aspecto que más nos interese, crear emociones, ambiente, etc.

No solo eso.

En el trabajo de edición en postproducción es posible retocar las imágenes de vídeo para potenciar una determinada emoción o integrar planos muy diferentes, grabados en condiciones de luz y color variable bajo un estilo determinado y homogéneo.

Alguno de los software más utilizados a la hora de tratar el color y etalonaje de vídeos serían: Davinci Resolve o SinLios o Magic Bullets. Aunque las versiones de los modernos editores como Final Cut pro X o Adobe Premier también tienen buenas opciones para estas correcciones.

Una de las herramientas más utilizadas en este apartado son los LUTS, de los que hablaremos más detenidamente en un futuro, de momento solo comentarte que se tratan de una especie de “presets” que corrigen de una forma determinada el color, grano y etalonaje de un vídeo.

Para poder realizar un correcto uso de estos presets o LUTS, es importante realizar el grabado de imágenes con un perfil de color lo más “plano” posible.

Es decir, con una configuración que nos de una imagen lo reducida posible de saturación de colores, con bajo contraste que permita el registro del máximo número de detalles en los claro-oscuros, ya que será en la edición posterior cuando seleccionaremos el aspecto final.

3 – El ritmo de las imágenes y la música.

Los efectos de audio y, sobre todo la música, es un aspecto fundamental para conseguir una grabación de calidad con un acabado cinamatográfico.

Es muy importante también que el ritmo de la música acompañe perfectamente a las imágenes, es decir, que escenas de vídeo y compases musicales se sincronicen perfectamente.

También serán de gran importancia acompañar ciertas imágenes y tomas con los adecuados efectos de sonido.

4 – Imágenes lo más estables posibles

Una cosa lo más importante para conseguir un aspecto cinematográfico es conseguir planos lo más estables posibles.

Para esto basta con utilizar trípodes y por supuesto no abusar de las tomas en cámara en mano.

Un truco que ayuda con las cámaras lentas es grabar a la mayor cantidad de frames que nuestra cámara consiga con buena calidad.

Las imágenes a cámara lenta siempre darán un aspecto menos brusco.

5 Otros consejos para conseguir vídeos perfectos con aspecto de cine:

  • Editar a 24fps. Ya que esta es la velocidad a la ue suelen estar rodadas las películas de cine.
  • Cuidar al rango dinámico. Si nuestra cámara tienes perfiles de grabación “flat” como SLOG o similar grabar siempre aprovechando estas configuraciones. Si no intentar bajar contrastes y saturaciones a la hora de configurar nuestra cámara.
  • Grabar tomas utilizando grandes angulares. El cine se muestra en pantallas muy panorámicas con un aspecto típico de 16:9. Esto se consigue utilizando las famosas “barras negras”.
  • Las tomas en cámaras lentas siempre nos ayudarán a conseguir un aspecto cinematográfico.

Como puedes comprobar, para conseguir vídeos de calidad tendrás que realizar una gran cantidad de trabajo.

Por ejemplo, para la realización de un pequeño cortometraje, que puede llevar 4 o 5 horas de grabación, es posible que el montaje pueda llegar a necesitar muchas horas incluso días más.

En este vídeo se resume muchos de los aspectos de los que acabamos de hablar:

Cómo hacer fotos con aspecto cinematográfico:

Uno de los aspectos más importantes a la hora de conseguir fotos con estilo cinematográfico es siin duda alguna la correcta edición de nuestras imágenes.

El primer paso y casi imprescindible es tomar nuestras fotos en formato RAW.

Luego lo más importante para conseguir un aspecto de cine sea la edición de estos archivos con algún programa de revelado RAW como por ejemplo el famosos Lightroom de Adobe.

Cuando estemos en Lightroom, una de las primeras cosas qeu deberemos hacer es preparar la coloración y corrijo la perspectiva y el recorte.

Una vez revelada la fotografía de forma correcta podemos en algunos casos mejorar lso resultados tratando la imagen con algún programa de retoque como Photoshop.

Será aquí en donde demos los toques finales añadiendo detalles  y pulido.

En los siguiente vídeos podrás aprender algunos conceptos y trucos para convertir fotos con estilo cinematográficos en herramientas como Ligthroom y Photoshop:

Fotos con estilo cinematográfico en Lightroom:

Fotos con estilo de cine en Photoshop:

Por último en este vídeo aprenderás muchos trucos importantes para mejorar tus fotografías con buenos encuadres:

 

Tienes algo que aportar o comentar?

      Deje una respuesta