Cómo planificar viajes fotográficos

**OFERTAS DE: AMAZON!**

Durante los últimos 13 meses, he estado viajando por el mundo, visitando y fotografiando muchos paisajes y paisajes urbanos hermosos. Pero, ¿cómo he encontrado todos esos lugares fotogénicos? Hace unos meses escribí un artículo sobre cómo mejorar tu fotografía explorando nuevos lugares. Pero para lograr un buen equilibrio mientras viajas, también debes disponer de una base de lugares fotográficos conocidos. En este artículo, muestro cómo los encuentro y organizo.

Es casi imposible planificar un viaje fotográfico de varios meses de principio a fin. Si viajas con regularidad, sabrás que, incluso en los viajes más cortos, debes ser flexible y reaccionar ante las condiciones que se vayan presentando. Si planificas una ruta de viaje demasiado específica y limitada en el tiempo, perderás muchas oportunidades fotográficas.

Esto no significa que no debas tener trazados de algún modo los lugares que quieres visitar. Tampoco está de más entrar en detalles y planificar un calendario. Pero prepárate para hacer cambios durante tus viajes y permítete reaccionar ante el tiempo y otros imprevistos.

Consigo esta flexibilidad separando la búsqueda de lugares para fotografiar de la planificación de mis viajes. La búsqueda de lugares para fotografiar es un esfuerzo continuo, mientras que la planificación de mis viajes tiene lugar unas semanas y a veces meses antes de emprenderlos. Suelo crear un esquema aproximado de un recorrido fotográfico antes de reservar los vuelos, y luego perfecciono la planificación hasta el viaje y a lo largo de éste.

Base de datos de puntos fotográficos

Una de las partes más importantes de la exploración de lugares en línea o in situ es organizar los datos. Hay varias formas de hacerlo, incluida la creación de mapas personalizados mediante Google Mis Mapas. Utilicé este método hace unos años. Pero los datos no son accesibles sin conexión, y cuantos más mapas añadía, más confuso resultaba.

Por eso me pasé a Microsoft OneNote como base de datos de mis lugares fotográficos. Ofrece una forma fantástica de organizar las ubicaciones de las fotos, vincularlas a los viajes fotográficos y sincronizar los datos entre distintos dispositivos. Además, estos datos también se pueden utilizar sin conexión. Añadir OneNote a mi flujo de trabajo de planificación ha cambiado las reglas del juego.

Dentro de OneNote, guardo una carpeta llamada «Ubicaciones» en la que creo carpetas adicionales para los distintos países. En cada una de ellas tengo al menos una página de «Visión general de las localizaciones». Es donde primero recopilo posibles lugares para hacer fotos, a medida que me tropiezo con ellos mientras navego por distintas plataformas para compartir fotos, artículos de viajes y otras fuentes de inspiración. La lista que guardo allí puede ser un poco caótica al principio. Pero reviso estas páginas con regularidad y las perfecciono.

Para algunas ubicaciones, añado enlaces útiles justo dentro de la «Visión general de las ubicaciones». Para otros, creo páginas dedicadas, como puedes ver en la captura de pantalla siguiente. Esas páginas dedicadas contienen las coordenadas del lugar, así como un enlace a Google Maps. Si estoy conectado, el enlace me lleva a Google Maps. Si estoy desconectado, no funcionará. Entonces puedo copiar las coordenadas en Google Maps. Guardo mapas offline de los lugares a los que viajo, así siempre encuentro los lugares de las fotos, aunque no tenga internet.

Además de esas coordenadas, también marco lugares para hacer fotos en Google Maps. Para ello, haz clic en el lugar dentro de Google Maps. En la ventana de detalles que aparecerá, pulsa el botón «Guardar» y selecciona la lista predeterminada de «Lugares marcados», o crea una lista personalizada. Aparecerá un marcador para la ubicación en el mapa. Éstos también serán visibles dentro de los mapas sin conexión.

También es útil añadir detalles sobre las excursiones, las mejores horas para visitarlas y enlaces a más información en dicha página de detalles. Una gran fuente de información de este tipo es Locationscout. Allí puedo obtener consejos fotográficos para lugares populares y también para algunos menos conocidos, incluidas las coordenadas exactas. También puedes añadir fotos a tu base de datos. En Recortador de OneNote es un complemento del navegador que te ayudará con eso. Muestro cómo instalarlo y utilizarlo en el vídeo de características.

Planificar un viaje fotográfico

Una base de datos creciente y detallada de lugares para fotografiar es una buena base para planificar un viaje fotográfico. Para tales planes, he creado una carpeta «Viajes» junto a la carpeta «Lugares» en OneNote. Allí añado páginas para los viajes que estoy planeando. Tendré mi lista de cosas que hacer antes de un viaje, como reservar hoteles, vuelos, trenes y otros medios de transporte. También suelo crear un itinerario fotográfico del viaje. Dependiendo de la duración del viaje, elijo lugares del país que voy a visitar de la lista de lugares y los combino en una ruta.

Lo bueno de OneNote es que te permite crear enlaces internos entre distintas secciones. Si creas un itinerario de los lugares que quieres visitar, puedes enlazar esos lugares con las páginas de detalles que ya tienes dentro de la carpeta de lugares. Ahora también es el momento de perfeccionarlas si ves que les falta información esencial.

Al principio hablaba de la flexibilidad durante un recorrido fotográfico. Si tu itinerario no funciona por alguna razón, busca alternativas en la lista de lugares para hacer fotos que hay dentro de la carpeta de lugares. Lo ideal es que esta lista contenga más lugares fotográficos que los que entraron en tu plan de viaje.

Con una base de datos sólida, puede que ni siquiera tengas que crear un itinerario para tus viajes. Mientras viajaba por Asia durante tres meses el año pasado, visité tres países. Además de seleccionar esos países, no hubo mucha planificación previa, aparte de reservar los primeros vuelos y hoteles. El itinerario fue un trabajo en curso durante el viaje, con un margen de una o dos semanas, lo que me permitió reservar el transporte y el alojamiento. Para ello, me apoyé mucho en la lista de lugares que había creado durante los meses y años anteriores al viaje. También tuve que investigar más, ya que mi base de datos aún no era lo bastante buena. Pero me dio un buen comienzo.

Conclusión

Aunque hayas creado una base de datos de lugares conocidos para fotografiar, no olvides buscar nuevas localizaciones. La alegría de la fotografía, al menos para mí, es el descubrimiento de escenas que no he visto fotografiadas antes. En otro artículo, comparto una forma de encontrarlas.

Y no olvides añadir esas nuevas localizaciones a tu base de datos. Quién sabe, algún día podrías volver, y entonces podrás elegir entre una selección aún más rica de escenas para fotografiar.

También debo mencionar que OneNote no es la única aplicación para tomar notas que puedes utilizar para crear una base de datos de este tipo. Mi preferencia no tiene por qué ser la tuya, así que investiga y encuentra la solución que mejor se adapte a tus necesidades y flujos de trabajo.

Nos gustaría escuchar lo que piensas, deja un comentario!

      Deje una respuesta

      Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

      Estudio Review
      Logo